Entrevista a Antonio Ferre; “Parece que un gay solo tiene derecho a tener hijos si tiene dinero”

Antonio Ferre es desde hace muchos años la cara visible del colectivo Colega. Desde su activismo trabaja por la igualdad social real de los homosexuales. La Voz.

Esta semana, una pareja de chicos se ha visto las caras con la justicia por presunta compra de un bebé a través de gestación subrogada. ¿Qué está pasando?
Tanto en el caso de una pareja de chicos como de una de chicas, porque esto afecta a todo el mundo,  lo que pedimos es una regulación de la gestación subcontratada y se evitarían males mayores, como ha pasado esta semana. Pero no solo por evitar malas praxis, que no digo que sea el caso, sino también y sobre todo para evitar abusos con la gestante.

Sin embargo hay casos muy conocidos, de famosos que tienen hijos gracias a eso.
Crea desigualdad social y parece que solo el que tiene dinero tiene derecho. Ten en cuenta que un proceso de este tipo te cuesta unos 120.000 euros de media y hay parejas que se están hipotecando. No lo hacen por capricho, el tema de la adopción es muy complicado y no todas las parejas pueden ser consideradas idóneas. Queremos una ley que sea respetuosa tanto con la mujer como con el bebé que vaya a nacer y con los padres o madres que vayan a ser los tutores o tutoras de ese bebé. En otros lugares, como Canadá o estados de los EEUU, Ucrania, etc.  Garantía de derechos para quien quiera ser padre o madre..

¿Hay mala praxis?
Conocemos casos de mala praxis, porque han engañado a personas que deseaban un niño. Hay mafias.

Hay muchos ejemplos públicos de gestación subrogada; pero las parejas homosexuales no llegamos ni al 40% de solicitudes por gestación subrogada, el resto son heterosexuales, por lo complicado de las adopciones.

En el caso de la pareja de Vícar, uno de ellos asegura que hubo sexo de por medio y que es el padre del bebé. Como el suyo habrá mañas casos. 
Se dan muchos casos como este y si ha pagado 10.000 euros dudo que sea una gestación subrogada. No conozco los detalles. Hay muchos hombres que recurren a amigas para hacer inseminación artificial, sin aportación económica alguna; también en el caso de las chicas. En Andalucía la inseminación se ha mantenido y en el caso de las mujeres es menos complejo.

¿Se avanza o se radicaliza la sociedad.?
Hay una falsa percepción de que todo está conseguido y normalizado, pero realmente no es así. Me dan miedo los aires nuevos que vienen de Europa y ahora hay que estar más que nunca sensibilizando, reivindicando e informando, porque como esto se deje puede ser una bofetada que nos pueden dar, yéndose todos los derechos al traste.
Sinceramente, me da miedo lo que pueda ocurrir en Francia, donde el candidato de la derecha ultracatólica ya anuncia que su intención es acabar con el matrimonio homosexual en Francia. Es solo un ejemplo.

¿En Almería, cómo está la situación?
Almería tiene una condición relativamente fácil, porque es una ciudad abierta, aunque conservadora. En el ámbito rural es mucho más difícil. Pero hay mucha gente en Almería que habla de estos temas, que se hace visible. Es imprescindible. De lo que se ve, se habla. En todos los eventos que hay debería estar siempre presente el colectivo homosexual, que también somos ciudadanos.

Por cierto, vuelven a subir los casos del SIDA.
Soy muy crítico con la situación. Hay una gran relajación en el colectivo homosexual y además la Junta lleva dos años, a pesar de que Almería es la segunda provincia en crecimiento porcentual de casos, bajando los presupuestos para trabajar con este asunto, para prevención del VIH. Ha habido un recorte y eso hay que retomarlo. .

¿Cómo valoras todo lo que ha sucedido en torno a Cristina, La Veneno?
Nosotros valoramos su visibilidad, la de alguien que con su verborrea… Se ha montado un circo en torno a ella. La imagen de Adra no es un pueblo intolerante, no estoy de acuerdo con lo que se está diciendo. La han defendido muchos abderitanos en las redes sociales.

¿Y su familia?
Es un caso puro de transfobia. Si se llama Cristina, porque así lo ha decidido, no se la puede enterrar como Joselito sino como Cristina, que es como ella se llamaba y como quería llamarse. Como Joselito ¿quién la conoce? 4  personas.

¿Hay miedo a lo diferente, a la minoría?
Es desconocimiento porque no hay tal diferencia. Yo creo que la gente se deja llevar por estereotipos y prejuicios. A la gente hay que darle información y normalizarla.

La homosexualidad ha existido siempre.
Siempre, pero las religiones y morales la han perseguido y sigue sucediendo, ahí están Marruecos o Argelia.

¿Hay miedo a decir “soy homosexual”?
Hay miedo, lo respeto, pero cada vez sale más gente. Todo es respetable, pero el camino de permanecer ocultos no nos conduce a nada. No es fácil decirlo públicamente, pero tampoco hay que llevar un cartel, simplemente normalizarlo, sin miedo y sin pudor.

Sigue habiendo rechazo social y son muchos los que callan. 
Hay gente que nunca aceptará que haya homosexuales, pero eso no debe pararnos. Hay quienes temen perder su trabajo, temen que dejen de hablarles…

Numerosos casos de acoso escolar son a chicos y chicas que, por su forma de comportarse, podrían hacer sospechar de su homosexualidad o lo han manifestado abiertamente.
Muchos, demasiados, son por esta condición sexual. Ahora al menos se protesta. Hay que combatir y vivir sin miedo. Yo no puedo vivir con el miedo al qué dirán, a que me van a pegar, a que mis padres no me acepten… Repito, esto no es una enfermedad, y hay que sensibilizar y visibilizar. Es complicado y hay que ser constantes.

 por Carmen López, fuente la Voz de Almería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *